El problema de los conservadores

La mayoría de los alimentos enlatados contienen sustancias de conserva químicas dañinas para la salud.

La mayoría de los alimentos enlatados que consumimos actualmente como las carnes frias, salsas, lácteos, jugos, etc., usan conservadores para mantenerlos en buen estado durante el mayor tiempo posible.

Actualmente los conservadores en su mayoría son de origen químico.

A diferencia de las técnicas más naturales que se usaban antiguamente para conservar alimentos como la salación o el encurtido, actualmente los conservadores son sustancias en su mayoría de origen químico, es decir, han sido creados de manera artificial con técnicas de laboratorios químicos.


El objetivo y sus efectos secundarios


Si bien estos conservadores se han creado con el fin de beneficiar al consumidor evitando la ingesta de alimentos en mal estado que pudieran afectar su salud, se ha comprobado que este tipo de conservadores tienen efectos secundarios igualmente graves que pueden provocar enfermedades graves como el cáncer, diabetes o hipertensión al consumirlos de manera excesiva.

El consumo excesivo de conservadores provoca efectos negativos para la salud.

Por supuesto que el consumir un solo producto que contenga este tipo de sustancia no se puede considerar como consumo excesivo, el problema es que hoy en día hay una variedad incalculable de productos en el mercado que usan estos conservadores y que hacen que en su conjunto el consumo sea cada vez mayor, provocando el consumo excesivo.

México es un país ejemplo de las consecuencias que se pueden obtener; actualmente tiene de los mayores índices en padecimiento de las enfermedades antes mencionadas y se ha encontrado una relación directa con el alto consumo de alimentos que contienen este tipo de conservadores.


A pesar de que estas sustancias conservantes son en su mayoría reguladas, no se ha logrado inhibir por completo sus efectos nocivos a la salud, y en este sentido, los consumidores, nos vemos en la necesidad de ser cada vez más cuidadosos con los alimentos que ingerimos.

El consumo de frutas, verduras y alimentos frescos son una opción para mantenerse saludable.

Hay muchas alternativas que podemos tomar para evitar ser afectados, la más obvia es incluir en la dieta mas alimentos naturales: frutas, verduras y carnes frescas, y cuando se trate de algún alimento preparado, por supuesto que hay opciones. En Antojos de las Abuela pensamos en este problema y decidimos utilizar una de las técnicas naturales más antiguas de la conserva: el baño maría, consiguiendo de esta manera ofrecerte un alimento fresco, de calidad y sin sustancias que pudieran afectar tu salud.



Algunas fuentes:

* Alimentos enlatados

* Países con alto índice de padecimiento de diabetes

* Clasificación y regulación de aditivos conservantes

* Riesgos de los conservadores



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo