Mulli: El origen del mole



El mole es uno de los platillos más representativos de la gastronomía mexicana y, quizás, también es uno de los más antiguos. Este platillo tan popular y que no puede faltar en los principales eventos sociales y/o familiares esta rodeado de mucha historia e incluso leyendas. Hoy en día es uno de los imprescindibles en fiestas patrias y/o tradicionales como el día de independencia o el día de muertos.


Mulli

Del Náhuatl que significa salsa.

Se ha comprobado a través de textos antiguos que el mole tiene su origen en la época prehispánica, en la que ya se preparaba una variante de este exquisito platillo al que le llamaban mulli, que en lengua Náhuatl significa salsa, y que igual que hoy, se preparaba como platillo principal para fiestas o para ofrendar a los antiguos dioses. Sin embargo, existen varias leyendas que cuentan como nació el mole; la más aceptada cuenta que el origen del mole fue en la época de la Colonia, y que habría sido obra de una monja en el convento de Santa Rosa, en Puebla, como parte de la bienvenida que se le daría al entonces virrey de la Nueva España en su visita a ese lugar. Es por esta leyenda que actualmente se haga referencia al mole como mole Poblano.


Un platillo

Complejo en su preparación.

Tantas historias contadas alrededor del mole nos dan una idea de cuan antiguo es este platillo y como ha ido evolucionando a través del tiempo. Actualmente existen decenas de variantes de este platillo que se han ido perfeccionando de acuerdo a la región del país en el que se prepare. Las más conocidas son: El mole negro, mole verde o pascal, mole rojo o Poblano, mole amarillo, mole manchamanteles y pipián.

Pero ¿a qué se debe su popularidad?, por supuesto una de las razones tiene que ser su buen sabor, pero muchos otros platillos son igualmente de buen sabor y no cuentan con tanta popularidad. Otra de las razones debe ser su historia, que como ya se dijo, es muy amplia. Pero otro factor importante debe ser su complejidad de preparación; si bien se trata básicamente de un tipo de salsa, el proceso de su preparación es muy laborioso debido a la cantidad de ingredientes utilizados y su preparación.



El mole rojo de Antojos de la Abuela, por ejemplo, es una variante Hidalguense que es preparado de manera artesanal y que tiene como principales ingredientes: El chile ancho, el chile pasilla, chocolate, almendras, ajonjolí, pasas, cacahuate, pan, tortilla, piloncillo y plátano. Su preparación lleva al menos un día en total, ya que se pone primordial cuidado en los tiempos de preparación de ingredientes, reserva y sazonado para obtener el mejor sabor y consistencia posibles: ni muy picoso, ni muy dulce.


Contribuye

A la identidad gastronómica Mexicana.

Tradicionalmente el mole se sirve acompañado de una pieza de guajolote (ave de origen mexicano) y arroz rojo, sin embargo, hay muchos otros platillos que se pueden preparar con mole, entre los más comunes están: chilaquiles de mole, tamales de mole, mole con carne de cerdo, mole con carne de pollo, enchiladas de mole, envueltos de mole, sopes de mole, etc.

Sin duda el mole es parte de la cultura mexicana y contribuye a la identidad gastronómica del País, en Antojos de la Abuela estamos conscientes de ello y lo preparamos con el mayor cuidado para obtener el mejor sabor y la mejor calidad, estamos seguros que te va a encantar.




22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo